Quíen es un Perito?

Es todo aquel profesional idóneo y legitimado en la materia para la cual fue designado.

Es la persona técnicamente competente, llamada al proceso con finalidad probatoria para facilitar al juez la comprensión de determinados fenómenos que éste no puede entender por falta de conocimiento de la especialidad.

Es un técnico que auxilia al juez en la contestación de los hechos y en la determinación de sus causas y efectos cuando se requieren conocimientos especiales.

 

Es la persona llamada a exponer al juez no solo sus observaciones materiales y sus impresiones acerca de los hechos observados sino también las inducciones que deben derivarse de los mencionados hechos.

 

En toda justicia actúan tres tipos de peritos:

– Oficiales (funcionarios de la justicia).

– De oficio (Quienes ofrecen sus servicios en forma independiente).

– De parte (a propuesta de la parte).

Cuáles son los requisitos para ser Perito?

La doctrina señala tres requisitos que debe reunir un perito para actuar:

– Capacidad: es el conjunto de condiciones subjetivas que le confieren aptitud para intervenir en un número indeterminado de procesos.  Existe capacidad cuando se cumplimentan personalidad física y habilidad testifical subjetiva.

La índole esencial de la función del perito consiste en una transmisión de conocimiento, por eso sólo pueden desempeñarse como perito las personas físicas.

Si bien es cierto que en el curso del proceso pueden efectuarse consultas a determinadas personas jurídicas (academias o universidades) sus informes carecen del valor jurídico de dictamen pericial (pruebas informativas).

Respecto de la habilidad subjetiva, no podrán actuar como peritos quienes carezcan de aptitud física moral o mental para decir la verdad:

 

Menores de 18 años.

Procesados por algún delito.

Condenados por falso testimonio.

Los que no tengan habilidad conocida.

Los que tengan impedimentos para expresar sus ideas de palabra o por escrito.

 

 Legitimidad: implica la existencia de tres condiciones:

 

  1. a) Competencia técnica: se prueba con el título universitario habilitante.  Se cumple cuando la especialidad del perito coincide con el conocimiento  que es necesario incorporar al proceso.
  2. b) Impersonalidad procesal: implica que el perito tiene que ser una persona distinta de los sujetos procesales.  No pueden ser peritos: el juez, las partes, el fiscal.
  3. c) Habilidad objetiva: el perito debe actuar con independencia de criterio.

No pueden ser peritos, en relación con el objeto procesal, las personas que se hallen en las siguientes condiciones:

 

Parentesco o tutela.

Secreto profesional

Demás relaciones objetivas.

 

– Constitución: es el reconocimiento de la capacidad que lo coloque al perito en condiciones de realizar validamente todos los actos procesales correspondientes al rol asignado.  En el caso de los peritos oficiales, por ser funcionarios de la justicia, basta con la designación.  En cambio, en el caso de los peritos de oficio y de parte además de la designación es necesaria la aceptación del cargo.

Lista de auxiliares de la justicia (Médicos)

 

601 CARDIOLOGO
602 GINECOLOGO
603 MEDICO GENERAL
604 OTORRINO
605 SIQUIATRA
606 OFTALMOLOGO
607 PEDIATRA
608 FONOADIOLOGO
609 ORTOPEDISTA
610 CIRUJANO PLASTICO
611 UROLOGO
612 DERMATOLOGO
613 OMEOPATA
614 ESPECIALISTA EN VALORACION DEL DAÑO CORPORAL
615 HEMATOLOGO
616 RADIOLOGO
617 OPTOMETRA
618 ONCOLOGO

 

 

Remuneración

 

Conforme al Acuerdo 1508 de 2002 del Consejo Superior de la Judicatura,

Artículo 35. Honorarios. Los honorarios de los auxiliares de la justicia constituyen una equitativa retribución del servicio público encomendado y no podrán gravar en exceso a quienes solicitan se les dispense justicia por parte de la Rama Judicial.

Es deber del funcionario judicial aplicar los mecanismos que le otorga la ley para garantizar la transparencia y excelencia en la prestación del servicio de los auxiliares de la justicia, y fijar los honorarios con sujeción a los criterios establecidos en este Acuerdo.

Artículo 36. Criterios para la fijación de honorarios. El funcionario de conocimiento, en la oportunidad procesal, con criterio objetivo y con arreglo a las tarifas señaladas en el presente Acuerdo, fijará los honorarios de los auxiliares de la justicia, individualizando la cantidad dentro de los límites que se le trazan, basado en la complejidad del proceso, cuantía de la pretensión, si es el caso, duración del cargo, calidad del experticio, requerimientos técnicos, científicos o artísticos propios del cargo y la naturaleza de los bienes y su valor.

Artículo 37. Fijación de tarifas. Con base en los criterios señalados en el artículo anterior, la remuneración de los auxiliares de la justicia se regirá con sujeción a las siguientes reglas:

Artículo 38. Honorarios de expertos en conocimientos especiales. Cuando se requieran expertos en conocimientos muy especializados, el juez podrá señalarles honorarios sin sujetarse a los límites cuantitativos de este Acuerdo, pero teniendo en cuenta su prestancia y lo previsto en los artículos 35 y 36 del mismo.

 

Normatividad Específica

Acuerdos Consejo Superior de la Judicatura

Memorias Seminario Actualización Legis Editores