¿Qué es la enfermedad renal crónica (ERC)?

Es la alteración de la función de los riñones, dada por disminución en la capacidad de los riñones de filtrar la sangre. Además se puede hablar de ERC cuando existe alteración en la estructural renal acompañada de cambios microscópicos de la orina, como presencia de proteínas (proteinuria) o sangre (hematuria)

La ERC es un problema de salud pública, que afecta principalmente a personas con Hipertensión y Diabetes Mellitus.

 ¿Cuáles son las principales causas de la ERC?

Las principales causas son la diabetes mellitus y la Hipertensión Arterial (HTA), seguido por otras menos frecuentes como obstrucción de la vía urinaria (hiperplasia prostática, cálculos renales), enfermedad renal poliquística, enfermedades autoinmunes, infección urinaria a repetición y abuso de algunos medicamentos con efecto tóxico sobre el riñón.

¿Qué sintomas produce?

Lastimosamente los riñones pueden estar enfermos y no producir ningún síntoma. En fases avanzadas puede producir hinchazón de las piernas y de los párpados, tensión arterial muy elevada, palidez, decaimiento, disminución en la producción de orina, rasquiña en la piel. En algunas ocasiones en los que hay excesiva pérdida de proteínas por la orina (lo que se conoce como proteinuria), puede producir aumento en la cantidad de espuma de la orina, o  presencia sangre en la orina (lo que se conoce como hematuria), ésta puede hacerse visible observándose la orina color rojizo (algunos la describen de “color coca cola”), o invisible haciendose solo detectable en un examen de orina, lo cual se conoce como hematuria microscópica.

Por eso que se hace necesario para la detección temprana de la enfermedad saber quiénes son las personas en riesgo de padecerla, como se mencionó anteriormente las personas con diabetes mellitus y con HTA son las más afectadas, deben realizarse periodicamente pruebas en sangre y en orina para saber cómo están funcionando los riñones.

¿Cómo saber si estoy enfermo de los riñones?

Las pruebas para identificar si hay algún tipo de compromiso en la función renal, son sencillas. En principio las pruebas de mayor utilidad para los médicos son 4:

  1. Creatinina en sangre
  2. Microalbuminuria en muestra de orina aislada acompañada de creatinina en orina, o en orina recolectada durante 24 horas.
  3. Parcial de orina o uroanálisis.
  4. Imágenes de los riñones. Aunque existen varios exámenes de imágenes diagnósticas, la primera opción es una ecografía de los riñones y de las vias urinarias. Con este examen se reporta el tamaño, forma y el aspecto de los riñones. También reporta si existen alguna alteración estructural, quistes, masas o cálculos. Además la presencia de alguna anormalidad de uréteres o  de la vejiga.

Una simple muestra de orina, puede revelarnos como están funcionando los riñones.

Con estas pruebas simples se puede realizar un adecuado tamizaje de si la persona tiene alteración de la función de los riñones.